Cómo descargar vídeos de Youtube y otros sitios con Savefrom.net

Existen muchas maneras de descargar vídeos publicados en sitios populares tales como Youtube, Vimeo
o Dailymotion, entre otros. En esta ocasión vamos a usar el servicio gratuito que provee Savefrom.net, el cual nos permite realizar nuestro objetivo de varias formas. Lo interesante de usar herramientas como esta es que no hace falta instalar nada mas que un navegador web moderno que, casi con total seguridad, ya tenemos disponible en nuestro sistema.

Utilizando el formulario de descarga

  1. Para empezar, en una nueva pestaña o ventana de nuestro navegador predilecto cargamos la página del vídeo que queremos guardar en nuestra computadora. A modo de ejemplo podríamos usar este vídeo en Youtube sobre la Revolución Industrial.
  2. A continuación abrimos una segunda pestaña y nos dirigimos a Savefrom.net.
  3. Volvamos a la pestaña que tiene cargada la página de Youtube y copiamos la dirección presente en la barra de direcciones.
  4. Cambiamos a la pestaña de Savefrom.net y pegamos en el campo en blanco la dirección recién copiada.
  5. Presionamos el botón “Descargar”.
  6. Pasado unos momentos aparecerá información acerca del vídeo solicitado junto con enlaces para descargarlo, uno por cada calidad y formato disponible. Elegimos uno e invocamos el menú contextual asociado utilizando el botón derecho del mouse sobre el enlace adecuado. Luego presionamos sobre la opción “Guardar enlace como…”, como la nombra Mozilla Firefox; otros navegadores tienen una función equivalente pero descripta con palabras parecidas.
  7. Elegimos una carpeta en donde guardarlo y aceptamos.
  8. Dependiendo del estado y velocidad de nuestra conexión a Internet, esperamos un tiempo, luego del cual terminará la descarga y el vídeo debería poder abrirse, suponiendo que disponemos del software adecuado para hacerlo.

A continuación se encuentra un corto vídeo que muestra los pasos descriptos anteriormente. Este podrá distinguirse mejor si se elije ver en pantalla completa.

Mediante un bookmarklet

En mi opinión, esta es la opción más fácil, conveniente y rápida, ya que nos ahorra varios pasos y resulta mas intuitiva. Para mas información sobre qué es bookmarklet, podemos visitar este artículo de la Wikipedia. En pocas palabras, un bookmarlet es un pequeño programa que vive en un marcador del navegador web que, cuando es activado, hace algo útil.

  1. Resulta muy cómodo colocar el bookmarklet en la barra de marcadores para que este quede siempre visible. Así, necesitamos activarla si no lo está. En caso de usar Mozilla Firefox, nos será útil esta pequeña guía. Si nuestro navegador favorito es Google Chrome, encontraremos la información necesaria aquí.
  2. El paso siguiente es visitar la página de herramientas útiles de Savefrom.net en la cual está el bookmarklet que necesitamos. Este tiene la leyenda “SaveFrom.net: obtener enlace directo”.
  3. Lo arrastramos y lo soltamos en la barra de marcadores.
  4. A partir de ahora, podemos visitar el sitio con el vídeo a descargar y presionar sobre el bookmarklet. Este nos llevará a la página de descarga y de allí podemos seguir con los pasos descriptos anteriormente.

Sigue otro pequeño vídeo mostrando los pasos anteriores. A pantalla completa se podrá apreciar mejor lo que sucede en él.

Conclusión

Hemos visto una de las muchísimas opciones que hay disponibles para descargar vídeos de Internet. También hay programas de terceros, agregados para el navegador y otros sitios que nos permiten hacer lo mismo de forma similar. En consecuencia, podemos elegir la herramienta que mas nos convenga según nuestras necesidades.

Anuncios

LA NACION busca un programador para la Beca Knight-Mozilla Opennews 2015

El diario La Nación publica en su blog:

LA NACION fue seleccionado por tercer año consecutivo como anfitrión de un fellow para la beca Knight-Mozilla Opennews 2015, la cual en el día de hoy abre sus puertas a nuevas aplicaciones alrededor del mundo. De esta manera durante 10 meses, de un programador trabajara junto con nuestro equipo para el centro de innovación en periodismo de Knight Foundation junto a Mozilla Foundation.

Interesados pueden inscribirse usando este formulario.

Instalación de software de manera confiable en Windows

Con la intención de monetizar de alguna manera la fabricación y distribución de software (muchas veces gratuito), algunos programadores que participan del ecosistema Microsoft Windows cada vez mas recurren a una práctica cuanto menos controversial: el agregado de programas potencialmente indeseables a sus creaciones.

La idea de la que deriva esta práctica no es nueva. De hecho es algo que se hace en el ámbito televisivo desde hace décadas: los anunciantes compran tiempo de aire para promocionar sus productos o servicios para ser mostrados entre o durante los programas emitidos por las diferentes cadenas televisivas. En el mundo del software sucede algo similar: los desarrolladores de aplicaciones hacen tratos con empresas de publicidad de Internet para que los primeros reciban dinero por el hecho de agregar  programas y publicidad de terceros dentro de su software.

Lo que sigue es una traducción del inglés al castellano de este artículo:

PUP significa “Potentially Unwanted Program” (Programa Potencialmente Indeseado, PPI). El término fue creado por McAffe, una compañía de seguridad tecnológica, para describir al software no deseado. Un PPI es similar al malware en el hecho de que puede causar problemas una vez instalado en su computadora. Sin embargo, a diferencia del malware, usted autoriza al PPI a instalarse, en vez de hacerlo sin que se sepa.

La mayoría de los PPIs son programas spyware o adware  que causan comportamientos indeseables en su computadora. Algunos pueden simplemente mostrar publicidad molesta, mientras otros pueden correr procesos de fondo que causan que su computadora se vuelva mas lenta. La etiqueta “Programa Potencialmente Indeseado” es una descripción adecuada para estas aplicaciones debido a que puede que no se sepa de su comportamiento molesto hasta que son instalados.

McAffe creó el término “PPI” para evitar clasificar programas como malware, cuando los usuarios dan su consentimiento para descargarlos e instalarlos. Sin embargo, el término es a menudo visto como un eufemismo de malware ya que la mayoría de los usuarios desean remover los PPI inmediatamente luego de ser instalados. Debido a que los PPI son frecuentemente instalados al mismo tiempo que se lo hace con aplicaciones legítimas, usted tiene que ser cuidadoso de no aceptar agregar programas extra si no sabe lo que son.

Y así llegamos al quid de la cuestión: hay que estar muy atentos al instalar nuevos programas por que podemos encontrarnos con sorpresas poco agradables. Sin embargo, ¿qué medidas podemos adoptar para evitar esta clase de problemas?.

He aquí un listado no exhaustivo de lineamientos  a tener en cuenta:

  • Descargar los programas desde las páginas de sus creadores o de sitios confiables: lo que cualquier usuario haría al momento de buscar un programa que necesita es realizar una consulta a Google con el nombre o una descripción de la aplicación solicitada. En la gran mayoría de los casos, este buscador va a mostrarnos mas o menos entre los primeros resultados el sitio oficial de la aplicación (digo en la gran mayoría por que Google ordena sus resultados de acuerdo a su popularidad). Si la descargamos de ahí existen grandes probabilidades de evitar instalar PPIs en nuestro sistema. Pero atención, escribí grandes probabilidades. Esto no es una garantía por que, primero, muchos usuarios inexpertos no saben cual el sitio oficial y segundo, suele aparecer en inglés.
  • Prestar especial atención al momento de instalar el nuevo programa: perfecto, encontramos la aplicación buscada y procedemos a instalarla haciendo doble click sobre el archivo de extensión .exe. A continuación se iniciará un programa que preparará nuestro sistema para la correcta ejecución del recién llegado. Es en este momento en que tenemos que abrir bien los ojos: hay que leer con mucha atención lo que dicen los sucesivos pasos de instalación, ya que es aquí donde normalmente se acepta la adición del PPI a nuestro sistema. Cualquier indicio que indique que se va a instalar otra cosa además de lo que queremos hay que decirle al instalador de que no lo queremos.En la prácticaesto es mas fácil de decir que hacer porque a menudo el instalador viene en inglés o puede suceder que el contrato de licencia de uso del programa diga que se van a agregar otros componentes u “ofertas” como condición o requisito de funcionamiento de la aplicación principal.
  • Evitar descargar cosas de Softonic.com: excepto en algunas contadas descargas, este sitio es uno de los mas grandes culpables de que Windows se vuelva inservible con programas no deseados (lo cual no descarta de que haya otros). Esto se ve exacerbado por el hecho de que el sitio muestra el nombre del programa que queremos, lo hace en castellano, y lo mas importante en mi opinión, aparece entre los primeros resultados de las búsquedas de Google. Para demostrar lo último, hagamos una prueba. Busquemos a IrFanView, un  conocido visor de imágenes. Al momento de escribir esto, Softonic.com aparece en segundo lugar, mientras que en primer lugar aparece el sitio oficial. Tampoco ayuda que aparezca una descripción en inglés de esta página.

Para cerrar este artículo, les dejo una lista de páginas oficiales para descargar diversos programas gratuitos y populares, junto con algunas recomendaciones:

  • Skype.
  • Mozilla Thunderbird.
  • Mozilla Firefox.
  • Google Chrome.
  • TeamViewer.
  • CDBurnerXP (luego de cargar esta página, hacer click en “Mas opciones de descarga” y elegir una de las opciones que dicen “Without OpenCandy”, para evitar instalar un programa publicitario).
  • VLC.
  • Java (puede que el instalador de este programa nos invite a instalar la barra de herramientas Ask y cambiar las páginas de inicio de los navegadores que tengamos instalado por el buscador de esta empresa. Hay que asegurarse de decirle que no queremos esto).
  • Adobe Flash Player (desmarcar en esta página la oferta opcional McAfee Security Scan Plus).
  • Adobe Reader (también desmarcar en esta página la oferta opcional McAfee Security Scan Plus).
  • 7-Zip (la descarga nos dirige a SorceForge.net. Prestar atención a los instaladores descargados desde acá ya que ofrecen otros programas que pudieran no ser deseados).
  • PeaZip (El instalador de este programa ofrece ofertas de software de terceros, por lo que es aconsejable rechazarlas. Podemos evitarlas usando el enlace que dice “PeaZip (plain) for Windows”).
  • Paint.NET.
  • Picasa.
  • Sumatra PDF.
  • LibreOffice.
  • Avast.
  • AVG.
  • MalwareBytes.
  • Avira.
  • qBittorrent.
  • Google Earth (esta página ofrecer instalar Google Chrome y hacerlo el navegador por defecto de nuestra instalación. Si no estamos de acuerdo con esto, desmarcar las respectivas opciones).

Mito: a las impresoras Epson se les tapan los cabezales

En la localidad en la que vivo, normalmente la oferta de impresoras se reduce a dos marcas: HP o Epson. Esperando a ser atendido en diversas casas de computación, muchas veces he oído de pasada el diálogo entre vendedores y  clientes cuando estos últimos van a comprar una impresora para su hogar; y sinceramente, no puedo recordar si alguna vez el vendedor ofreció una impresora Epson como primera opción. Siempre intentan vender una HP y tratan de no mencionar las Epson que ya tienen  en venta.

¿Por qué lo hacen? Dicen que los cabezales de impresión de las Epson se tapan con facilidad, por lo que no conviene comprarlas. Mas temprano que tarde, uno va atener que llevarlas al servicio técnico por este problema. Y en mi experiencia, esto es un mito.

En casa siempre tuvimos impresoras Epson (principalmente por el valor de los cartuchos) y jamas tuve problemas de este tipo. Es cierto que los cabezales se pueden tapar, la posibilidad siempre existe, pero solo si pasan extensos períodos de tiempo sin usarse. En mi opinión, una impresora que pase ociosa mas de 6 meses progresivamente correrá el riesgo de cabezales tapados. Para evitar esto, podemos imprimir una página de texto con colores una vez al mes.

Por otro lado está el tema de las tintas. Los cartuchos originales Epson traen una que es mas pura y resistente al paso del tiempo; solo si pasa un período relativamente largo puede llegarse a tapar los cabezales. Los alternativos, en cambio, suelen poseer (no siempre) tinta de menor calidad, con mas impurezas, y son mas propensos a causar este problema. Recomiendo usar tintas alternativas si se va a imprimir con frecuencia y alternarlos con originales cada tanto; digamos, cada tres o cuatro cambios de cartuchos alternativos, usar uno original para así limpiar de impurezas los capilares y cabezales de impresión.

En resumen:

  • No dejar pasar mucho tiempo la impresora sin imprimir. Hacerlo al menos una vez al mes con una página de texto y utilizando colores.
  • Cada tres o cuatro cambios de cartuchos alternativos por color, usar uno original.

Con estos consejos tendremos impresora para rato. Hasta la próxima.

El blog de mi emprendimiento